¡Me persiguen dos tigres!

Salir de la oficina, ir a por tu coche y de pronto.., allí estaban mirando, con desconfianza. Yo no me muevo, no sé que hacer. Miro para todos lados, no hay nadie cerca, dejo pasar unos eternos segundos y de pronto, arrancan hacia mi ¡dos tigres!

Grito, me pongo nerviosa, me quedo inmóvil, pero de pronto empiezo a saltar… a correr, me siguen… Logro llegar a la oficina de nuevo, cierro la puerta… Y ahí siguen, esperándome..

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *